viernes, 30 de noviembre de 2012

Soluciones para las piernas cansadas

Cada persona tiene una constitución, y hay causas que influyen directamente como son:
la genética, la edad, el sobrepeso, el tabaquismo. Estos factores dificultan la circulación y
favorecen la retención de líquidos.
Por  tanto  cuando tenemos   las   
piernas  cansadas,  no   significa 
que tengamos un agotamiento físico, sino que la causa puede
surgir por una insuficiente circulación; que impide que la sangre circule correctamente por las venas para que llegue debidamente al corazón.
Una de las afecciones que indican mala circulación son las varices, por eso hay muchos tratamientos que se asocian a las piernas cansadas.
Otras consecuencias de la mala circulación: la celulitis, úlceras en  la  piel, edemas,  calambres,
hormigueos, hinchazón en los tobillos, en las piernas...

Los mejores tratamientos para combatir estas afecciones, son la reducción de volumen,la descongestión en las piernas, la reafirmación corporal. Se utilizan técnicas parecidas a las que se emplean en los masajes para reducir la celulitis, también técnicas de quiromasaje y los drenajes linfáticos.

Hay técnicas que se pueden combinar con  otras como:
  • Masajes: se deben aplicar desde los tobillos ascendiendo de forma circular, con formulas refrescantes para que activen la circulación.
  • Vendas frías: favorecen la penetración de los activos para que penetren en las capas mas profundas de la piel y calmen la zona.
  • Drenaje linfático: eliminan la grasa acumulada.
  • Crioterapia: aplicar frío en las piernas cansadas  y es un método muy eficaz. La acción estimulante de la crioterapia combinada con agentes activos vegetales ayudan a reducir, relajar y reafirmar tobillos y pantorrillas, alivia las molestias que producen varices y reduce la sensación de cansancio.
  • Parches: los profesionales utilizan unos parches que estimulan la circulación y te dan un efecto reafirmante y tonificante.
  • Tonificación: al aumentar la resistencia de las venas capilares se mejora el tono venoso y la velocidad del flujo sanguíneo.
  • Contrastes de agua: chorros de agua fría y caliente que activan la circulación sanguínea.
Hay unos activos vegetales especialmente indicados para las piernas cansadas como pueden ser: mentol, alcohol, hamamelis, ruscus, castaño de indias, ciprés, encina de mar, aceite de gérmen de trigo, hojas de vid, romero...

También de estas plantas se hacen infusiones, geles, capsulas, cremas. Los geles que se aplican en cabinas dan una sensación de frescor mejorando la circulación y favoreciendo la eliminación de líquidos retenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario